Benevento
foto de portada

Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.

Existen una infinidad de tradiciones que giran en torno a las bodas. Que si el vestido es blanco, o se intercambian alianzas.

Las tradiciones datan desde la época de los romanos o la edad media, pero algunas veces no conocemos el significado de ellas. Hoy vamos a profundizar en algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.

Algo viejo: representa lo que deja atrás la novia para comenzar una nueva etapa.

Esta tradición simboliza que los lazos que se tenían con anterioridad con la familia y amigos no se rompen.

Puede ser alguna pieza de joyería, una medallita de mamá, de una hermana o la abuelita que se pueda prender al bra o en el interior del vestido o un broche para el cabello.

 

Algo nuevo: representa el futuro.

Es tradición augurar éxito en la nueva vida que van a llevar en común los novios.

Es uno de los más fáciles por cumplir, puede ser el vestido, el tocado, la tiara, el velo, los zapatos, las joyas e incluso la ropa interior.

Algo prestado: representa pasar la buena suerte a la novia.

La tradición dicta que ese elemento debe ser prestado por una mujer con un matrimonio exitoso, además este elemento debe ser regresado después de la boda.

Puede ser el velo de la novia, alguna pieza de joyería o una tiara.

Algo azul: representa lealtad y fidelidad.

Esta costumbre se origina en el antiguo Israel cuando las novias usaban una banda azul que simbolizaba pureza.

Se pueden bordar las iniciales de la novia en el interior del vestido, una liga o un moñito colocado en el bra.

Si te gustó el contenio dale like y compártelo 🙂